Volver a la tienda

Punto P! Puro Placer Masculino

Punto P masculino o Punto G

Así como las mujeres tienen su increíble y super placentero Punto G, los hombres también tienen el suyo. Preferimos llamarlo Punto P y no Punto G masculino, porque es el equivalente a Puro Placer; y también la inicial del órgano que le brinda a los hombres tanto disfrute: la próstata.

¿Dónde queda el Punto P?

Como dijimos el Punto P es la próstata. La próstata es un órgano glandular, de tamaño similar al de una nuez, que se encuentra debajo de la vejiga y delante del recto. La función de la próstata es producir y segregar un líquido por el cual salen los espermatozoides. De manera externa, ubicamos este Punto entre la franja de piel que va desde los testículos hasta el ano. Hay que prestar especial atención cuando acaricien esa zona ya que van a sentir un bulto similar al tamaño de una almendra: ése es el Punto P. Provoca un placer muy intenso ya porque tiene muchísimas terminaciones nerviosas.

¿Cómo podemos estimularlo?

El Punto P, lamentablemente, para muchos y muchas es un Punto Prohibido, por los prejuicios que hay a la hora de estimularlo ya que se encuentra donde se encuentra. Muchas personas, tanto hombres como mujeres creen que el ano del hombre es zona exclusiva para los Gays. Nada más lejos de la realidad, el Punto P es igual de placentero tanto para Gays como para Heterosexuales. Tenemos que deshacernos de todos esos tabúes y falsas crenecias para poder experimentar nuevas y magníficas sensaciones.

Hay dos maneras de acceder al Punto P. Una es de manera indirecta y la otra, de forma directa.

Si sois una pareja inexperta, te sugerimos que empieces con la primera opción. Para ello, debes acariciar la zona entre los testículos y el ano, haciendo un suave masaje. Si quieres que la experiencia sea realmente explosiva y brutal, no dudes en practicar sexo oral mientras le acaricias su Punto Puro Placer.

Punto G masculino, como estimularlo

Si estáis decididos a experimentar este estímulo en su mayor expresión, entonces probar a  hacerlo de manera directa. Esto implica que introduzcas el dedo dentro del ano del chico (Es muy importante usar la lubricación adecuada). Avisamos, chicos, que vale la pena intentarlo, ya nos daréis la razón!. Empiecen acariciando la zona del ano, y antes de introducir el dedo asegúrense de que él esté bien excitado. Insistimos que es conveniente que lubriquen el dedo antes de empezar, porque esta zona no produce lubricación de forma natural.

También, les recomendamos que tengas sus uñas cortas y bien limadas para no provocar heridas en esta zona. Cuando noten que él está relajado y excitado, introduzcan lentamente el dedo y busquen ese ya famoso bultito, que no es más que el Punto P. Mientras acarician internamente, pueden estimular con su lengua el pene y sus testículos.

También existen juguetes especialmente diseñados para conseguir estimular el Punto P. Estos juguetes eróticos tienen una forma peculiar y que garantizar una estimulación total. Pinchando aquí podrás ver algunos de ellos.
¡Les garantizamos una experiencia totalmente inolvidable!

Texto cedido por nuestros amigos de PapayaCaliente y Universo Alessandra.

Otras entradas que te pueden interesar:

diseño web :: ticmedia.es