Volver a la tienda

Grey: 50 sombras oscuras

cincuenta-sombras-de-grey

50 Sombras de Grey es una inspiración para muchas parejas. En su mayoría los libros tenían a mujeres y chicas como fans declaradas, después de las películas ellos se han dejado cautivar por la relación tan intensa de Grey y Anastasia Rose Steele.

Las posturas de 50 Sombras de Grey empiezan a ser cada vez más buscadas, así que hoy os recopilamos 10 de las mejores posturas, traídas directamente de las películas inspiradas en los libros y de los propios libros, un mix interesante para que no tengas que buscar más.

50-sombras

Esta consiste en ser muy sutil, en hacer pero no hacer, en más besos que otra cosa, el chico solo tiene que ir besando a la chica. Tiene que empezar en el cuello, es lo recomendable, e ir bajando poco a poco y ser muy suave.

En esta parte del juego él es más Christian que Grey en 50 sombras de Grey, es más el poli bueno.Después tiene que atarte a la cama, si habéis pactado la postura igual no tiene mucha emoción, pero si te ata sin avisarte igual tiene menos gracia, así que eso decididlo vosotros dos y hacedlo como os apetezca.

Cuando te haya atado que haga lo mismo, besos y bajando poco a poco y siempre con cuidado de todas formas y suave, que para eso estás atada. La gracia aquí se supone que es que no tienes libertad, que no puedes moverte.

lc3a1tigo

Quien dice un látigo dice una fusta, o algo que se le parezca que sirva para acariciar, (a ver, que es una inspiración en la película…) no se trata de emocionares y creer que sois Grey y Anastasia en 50 sombras de Grey, porque lo mejor es que seáis vosotros.

Bien, pues tenéis que tener ese látigo o similar y es fundamental también tener ganas de pasarlo bien. El señor Grey y Anastasia lo que hacían es usarlo para acariciar, él la acariciaba a ella con el látigo y eso a ella le gustaba mucho.

En pikante.com tenemos el látigo de Christian Grey

Probad con un látigo, fusta y similar con las caricias que Grey dice haber descubierto, a ver si os funciona o no,  y nos contáis, a ver si es tan estupendo como en la película, que daba la impresión de que sí, que iba la cosa bien.

esposas

No es que E.L. James haya inventado nada que no se haya visto en otras películas eróticas o leído en libros eróticos, así que no podían faltar unas esposas entre vuestros juegos Greyianos, ¡qué sorpresa! ¿A que nunca en la vida lo hubierais imaginado?

Necesitáis tener ya unas buenas esposas, no tanto como de la policía, pero que cierren. Y recordad la importancia de no perder las llaves, no querréis ir a hablar con un cerrajero contando las razones por las que estabais atados en tu propia casa.

En pikante.com verás una amplia gama de esposas metálicas

¿Y qué se puede hacer con unas esposas? Pues esposarse, eso es, bien pensado. Pero ojo, solo uno de los dos, en teoría ella. Hay que dejar que él la espose a ella la cama (ella sola a lo mejor también puede hacerlo, porque dicen que es un plus si eres ella la que tienes la idea – qué antiguos)

50sombras-grey

Esto es como un teatro en el que la protagonista es la mesa, la que es importante realmente en todo esto es la mesa, más que ella o él, la “mesa dominadora”, domina.  Os cuento como lo describen en el libro y luego lo adaptáis al gusto. Eso sí, la mesa no puede faltar, es lo fundamental, por eso se llama “la mesa dominadora”.

Ella tiene que tomar el control y llevarlo a él hasta la mesa, se supone que arrastrarlo, pero también podríais llevarlo de la mano, ser más suave. Y ojo, todo el camino hay que ir besándose. Es incómodo, seguro, pero no pasa nada, todo sea por Grey.

Una vez en la mesa hay que dejarse llevar, no planificar nada, que fluya la energía. Aquí la mesa hará las veces de cama, por si no os quedaba claro como usarla lo especificamos. Así todo será mucho más original. O no, espera, que la mesa es como las esposas un clásico.

cincuenta-sombras

El azote de Grey, también como su propio nombre indica consiste en usar una fusta, pero curiosamente no es para azotar. Una fusta normalita y ganas de pasar un buen rato sin azotar o sin dejar que te azoten, eso sí, con más indicaciones.

Compra aqui tu fusta con látigo

En esta postura que inventó Grey y nadie ha hecho nunca, hay que vendarse los ojos y ponerse tapones en los oídos, parece que tiene que ser el azotado porque si se los pone el azotador entonces no verá nada y no sabrá bien donde azota y esto puede ser una complicación.

Aquí es importante seguir el paso a paso y las indicaciones que dicen que hay que empezar por el principio, rozando solo con la fusta suavemente e ir intensificando el proceso. Básicamente como en todas las demás posturas.

En Pinkante contamos con una amplia gama de productos bondage

Otras entradas que te pueden interesar:

diseño web :: ticmedia.es